17 de febrero de 2014

Candela

No puedo dar más. Me quedé vacía desde la última vez y aunque he ido recuperando pedazos importantes de mí, me he vuelto más escéptica. Él sólo quería protegerme, pero nunca me pudo proteger de él mismo. Mientras despertábamos de un largo sueño fuimos muriendo junto con la fantasía que nos inventamos. No sabemos que fue real y que no lo fue. Lo que sí sé es que sentí tanto que ahora no siento nada. Se me acabaron los sentimientos; los regalé todos. O al menos eso quiero hacerme creer. Conocí a alguien y su ser me da miedo. Al principio fue fácil compartirle un poco de mí, no pensé que se quedaría por más. Y ahora que lo ha hecho me comparte un poco de sí mismo para comenzar con este terrible juego y yo ya no quiero dar nada. No me quiero volver a drenar de esa manera. No tengo para apostar y ni siquiera quiero ganar. Entonces ¿para qué?... El miedo que tengo se convierte en intriga y me mantiene ahí, conociéndolo, aunque no sepa si estoy lista si quiera para eso. Me encantaría poder darle todo lo que creo que merece, pero ya no quiero. Nada, nadita. No estoy hecha para tantas desilusiones.

22 de enero de 2014

Terminal 1

El aeropuerto del DF está vacío. Mi vuelo va con dos horas y media de retraso y mientras espero, me desespero. Decido dar caminatas largas para matar el tiempo. Me vuelvo más contemplativa de las pequeñas cosas que generalmente paso desapercibidas como los señalamientos, las señoritas de la intendencia, las plantas secas que hay a cada quince pasos... Me da vacío. Me duele el pecho. Algo me hace falta cada que piso un aeropuerto. Este lugar nunca había representado tan literal lo que yo veo o siento cada que estoy de visita. Y ahora que sucede, duele más. Siento náuseas; no puedo respirar bien.
Te veo sentado en cada asiento, como el póster de la película Being John Malkovich. Tu actitud es natural. Como si hubiera ido a comprar una revista y me estuvieras esperando. Es ridículo, pero en realidad la que espera soy yo. No estoy loca, sé que no viajé contigo, sé que no fuiste al baño y que ahorita no regresarás. Pero aún así tengo la sensación de que te espero. Me sorprende que no estés aquí. Es el escenario perfecto para tener nuestras conversaciones superfluas y besarnos, o para contarnos nuestras manías y besarnos, o para jugar cualquier pendejada novedosa en el iphone y besarnos, o para profundizar sobre nuestros secretos más oscuros y besarnos. Coño. Extraño tus nalgas. Es en lo que más pienso. Nunca fui una persona de nalgas hasta que conocí las tuyas. Son perfectas. Quiero tener un par y colocarselas a cualquier hombre que me atraiga, para que así en la intimidad no me hagan falta. Las podría pellizcar y morder eternamente. No extraño estar enamorada o como me hacías sentir, solo te extraño a ti. Que compartieras toda tu persona y tus nalgas conmigo.

Apesta a nosotros esta ciudad. A nuestros sueños derretidos en aceite de oliva. Ahora que estoy sola, la capital por fin me da lo que le pedí en ese entonces. Qué irónico, no? Ahora que no estoy y que no estás las cosas suceden. Y aún así, sigue apestando a nosotros esta ciudad.

28 de agosto de 2013

La miel de tus ojos se derretía sobre mi pecho. Ardía tanto que perforó mi piel hasta llegar al corazón. Era inevitable, corroía mi estomago. Y dicha actividad me hacía sentir un cosquilleo placentero y temeroso a su vez. De arriba pa' bajo, de un lado pa'l otro. La única limitante eran las cuatro paredes; limitante que utilizamos a nuestro favor. Sentí que algo despertó en mí. Como si me hubieran sacudido del cielo a la tierra.

27 de mayo de 2013

3:31 am

Mis pensamientos vuelan hacia mil direcciones... con correa... sin correa... con correa estarían mejor. Quiero amarrarlos, moldearlos a algo más conciso, que dejen de ser amorfos. La mitad del tiempo no sé a donde van. ¿Cuál es su destino? y ¿por qué tanta prisa? ¿a dónde corren?. Quédense quietos, déjenme dormir. ¿Cuándo se alinearan de alguna manera en que todo tenga sentido? Qué belleza la claridad mental. El color blanco, el color negro... nada de gris, nada de sombras, ni intermedios. Cuando llego a ese punto, puedo afirmar que soy feliz. Tengo destellos. Hay un camino y lo sigo... quiero ser constante, pero a veces no sé leer las señales y me confundo. Son como momentos de olvido, de torpeza fugaz. Corre el tiempo y aprendo a acomodar el pasado y como si nada ya todo está en orden otra vez... pero ¿qué hay de lo que viene? ¿Qué se aproxima? Quiero asegurarme de que estaré lista. Quiero que mis piernas estén clavadas al suelo y que no haya poder humano que me pueda tumbar. Pronto... pronto... pronto es ahora, aquí, ya, en este instante. Ya no soy la misma, porque ahora soy de acero. Claro que puede llegar la duda, el sabotaje, la confusión... pero tengo más armas de las que tenía antes. So bring it, i'm ready.

14 de mayo de 2013

Made in Heaven

Jeff Koons, mi novio.






8 de abril de 2013

El amorsss parte 1

Qué es el amor? De verdad ya no entiendo. Con mi psicólogo he estado analizando el porque me he enamorado de las personas y no hemos llegado a una conclusión, pero lo que sí hemos analizado ha sido mi dependencia hacia los demás y el como busco el amor que yo me debería dar en ellos. Pero si dejara de hacer esas cosas o superara esa dependencia, entonces cómo me enamoraría? o de quién me enamoraría? o ya no me enamoraría? Es confuso.

 Entonces el amor es simplemente nuestras debilidades reflejadas en el otro y eso es lo que nos atrae? O el echo de que él pueda "arreglar" o "llenar" un vacío que nosotros mismos no podemos? vuelve la dependencia... Y entonces si no hay dependencia, existe amor? Ya sé que no se trata de eso, solo que ya no sé de que se trata... no que siempre lo haya sabido, pero... Cómo puedo enamorarme sin perder mi identidad? sin dejarme caer? entregándome como lo hago, pero no tanto porque luego me descuido a mi misma? Entonces lo que he vivido no ha sido amor? Solo alguien que podía cubrir una necesidad que tenía en ese momento? Tengo tantas preguntas...

Qué fascinante sería poder llegar a una respuesta... imagínate!
Paloma Serna ha descubierto el verdadero significado del amor. Já. Bueno, este es el inicio de una investigación que emprendí hace poco... Leí el libro "Actúa como dama, pero piensa como hombre" y "Sex and the Perfect Lover" Ambos desde una perspectiva completamente diferente sobre las relaciones. El primero trata de como piensan los hombres y como nosotras como mujeres deberíamos de actuar para conseguir lo que queremos de ellos. El segundo trata de como conectar con tu pareja a través del tao, tantra y el kama sutra y como la energía que se comparte durante el sexo es de suma importancia para que el amor de tu relación permanezca y se magnifique... Aprendí de ambos libros, pero sigo sin entender el núcleo por así decirlo, entonces se podría decir que no tengo la menor idea de como acomodar esa información.

Y... bueno... espero encontrar respuestas a todo esto...

31 de marzo de 2013

Porque quiero

Enamorada de la vida, de las flores, del sol, de las montañas que me abrazan día con día... Tengo tanta energía como para correr de aquí al fin del mundo. Soy feliz, porque quiero. Es como si el cable de la voluntad hubiera estado desconectado por tanto tiempo y por fin encontré la entrada. Qué difícil es ser feliz, de verdad lo es y al mismo tiempo es tan fácil. Cuando llegas ahí de repente tu visión de 180 grados se amplia a 360 y puedes ver todo el panorama tomando mejores decisiones para ti, tu cuerpo y tu alma. No estoy diciendo que he llegado a mi meta, pero al menos tengo una y cada día hago algo para llegar ahí. Estoy tan motivada. Me quiero.